corredor

Ejercicios para desarrollar la velocidad

Mejorar la resistencia o la fuerza física es relativamente fácil y todo el mundo sabe cómo hacerlo, ya que para ello sólo hay que repetir los mismos ejercicios una y otra vez para que el cuerpo se habitúe a ellos. Aumentar la velocidad, en cambio, es un proceso mucho más difícil por lo que muchas de las preguntas que nos hacen nuestros lectores están relacionadas con esto. En este artículo vamos a mostrar algunos ejercicios para desarrollar la velocidad que seguro que os traerán buenos resultados si los realizáis correctamente.

1. Correr en colinas

Correr en colinas con pendiente hace que la potencia que tienes que darle a tus piernas para correr sea mayor de la que necesitas en terreno plano o en bajadas. Por este motivo, las piernas se acostumbran a realizar un esfuerzo mayor, lo que provoca que cuando se vuelve a correr en terreno llano la velocidad de carrera sea superior a la habitual. Si eres de los que prefiere entrenar en el gimnasio no es problema, ya que la mayoría de las cintas de correr modernas tienen la opción de aumentar la pendiente de la cinta precisamente para este tipo de entrenamientos. También es un buen ejercicio con resultados similares subir las escaleras corriendo, aunque bajarlas no tiene tan buenos resultados sobre la velocidad.

Sin embargo, como ya hemos dicho este entrenamiento otorgará potencia a las piernas, lo que significa unas zancadas más rápidas, pero no más largas. Si deseas realizar zancadas más largas deberás probar con otro tipo de ejercicios.

corredor

2. Entrenamiento de velocidad con bandas

Las bandas para entrenar velocidad crean una situación en la que hay que utilizar los mismos músculos que para la carrera normal, pero con una resistencia mayor. Los estudios muestran que los resultados de estos entrenamientos mejoran la velocidad mediante un aumento de la longitud de la zancada sin aumentar la potencia vertical, por lo que es uno de los mejores ejercicios si es éste tu objetivo.

3. Entrenamiento con resistencia variable

Es una variante del ejercicio anterior con la diferencia de que en este caso la resistencia que oponen las bandas va variando a lo largo del ejercicio. De esta manera, aumenta la fuerza explosiva del corredor, por lo que aumenta la velocidad que puede lograr cuando realiza el sprint. Además, también se pueden realizar sentadillas con esta técnica, las cuales aportarán más fuerza al tren interior del cuerpo lo que se traduce en una mayor longitud de zancada y por lo tanto mayor velocidad.

4. Juegos en equipo

Aunque puede parecer un poco infantil, lo cierto es que los juegos en equipo como carreras, el ratón y el gato, etc. tienen muy buenos resultados para aumentar la velocidad. Esto se debe a que la competición, aunque sea amistosa, aumenta nuestra motivación y por lo tanto el entrenamiento es más efectivo que si estamos entrenando solos.

5. Circuitos del tren inferior

Por último, una buena forma de aumentar la velocidad es dedicando algunas sesiones de entrenamiento a aumentar la potencia en el tren inferior del cuerpo, mediante circuitos de ejercicios para esta zona. Como ya hemos dicho, de esta forma se consigue aumentar la potencia en las piernas y por lo tanto la longitud de zancada. Algunos ejercicios que puedes incluir dentro de los circuitos son saltos con los pies juntos, carrera levantando al máximo posible las piernas, lanzamiento del balón medicinal, etc.

Todos estos ejercicios sirven para desarrollar la velocidad. Recomendamos combinar aquellos que sirven para aumentar la velocidad a la que se mueven las piernas con los que aumentan la longitud de zancada para conseguir obtener los mejores resultados.

Para finalizar hemos querido compartir un video en el que se explica cómo realizar los ejercicios para desarrollar la velocidad y consejos para planificar el entrenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *