Peligros de la mordedura de cucarachas

Las repercusiones de una mordedura de cucaracha pueden variar en función de la especie y de las características específicas de la persona atacada, lo que si es una realidad es que estas lesiones pueden traer consigo consecuencias negativas para la salud, por tanto es preciso actuar de manera efectiva para evitar la llegada y permanencia de estos insectos al hogar.

Las cucarachas son pequeños insectos de cuerpo aplanado que cuentan con la particularidad de adaptarse de manera extraordinaria a los ambientes más hostiles y si bien comen de todo, han sido declaradas como omnívoras, por tanto su inclinación principal se dirige hacia la carne y a las plantas, lo que significa que sin ningún problema pueden acudir a la carne humana tanto viva como muerta para suplir sus necesidades nutricionales.

Efectos de la mordedura de cucaracha

Gracias a varias investigaciones se ha podido determinar que la mandíbula de una cucaracha es tan poderosa que puede llegar a morder cinco veces más fuerte que la mandíbula humana, lo que sucede es que estos insectos reservan esta potencia para masticar materiales muy duros, tal y como es el caso de la madera.

Tanto si se trata de cucarachas voladoras o de alguna otra especie, estos ataques son bastante complejos de identificar pues aunque dejen a manera de huella un conjunto de ronchas rojas la verdad es que es muy fácil confundirse con las que pueden generar otros insectos. Una vez que su saliva hace contacto con la piel, se desencadenan irritaciones e inflamaciones, adicionalmente se pueden despertar infecciones, cuadros de diarrea, gastroenteritis, fiebre tiroidea, tétanos, gangrena y hasta cólera, puesto que el periodo nocturno es el más vulnerable pues es cuando las cucarachas salen para alimentarse, es vital tomar medidas para no exponerse a sus secuelas dañinas.

¿Cómo identificar una mordedura de cucaracha?

La verdad es que identificar una mordedura de cucaracha no es una labor simple, sin embargo pueden tenerse en cuenta tres síntomas característicos para ayudarse a verificar que la herida ha sido causa por este insecto:

  • Ronchas rojas: como ya lo mencionábamos, esta es la señal más representativa. Puedes guiarte considerando que estas ronchas son mucho más grandes que las que podría dejar un zancudo, incluso pueden compararse con costras pues son bastante similares.
  • Irritación: la zona afectada empezará a evidenciar enrojecimiento además de erupciones que suelen causar la sensación de picor.
  • Inflamación: la porción de piel estará tan sensible que se mostrará inflamada ocasionando un poco de incomodidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *