Algunos mitos sobre la gengivitis

La gengivitis es una enfermedad bucal que se caracteriza por la inflamación de las encías y su constante sangrado, la buena noticia es que puede ser reversible siempre y cuando se acuda al correspondiente tratamiento médico y se sigan al pie de la letra las diferentes indicaciones. Considerando que su aparición es bastante frecuente, resulta apropiado hacer referencia a algunos mitos sobre la gengivitis que siempre tienden a confundir bastante a los pacientes.

Dejando claro se ocasiona por la inadecuada higiene oral, el tratamiento para combatirla incluye usualmente una limpieza profesional y recurrir a enjuagues bucales para devolverle la buena salud a las encías.

Los mitos más comunes sobre la gengivitis

  • Las encías sangran porque el cepillado es agresivo: aunque puede pasar, cuando el sangrado se presenta de manera frecuente no quiere decir que la persona se esté lastimando sino que existe un problema subyacente como puede ser la gengivitis.
  • Ante estas molestias lo correcto es dejar de cepillarse: el sangrado y el mismo dolor que se puede llegar a sentir no debe interferir con la higiene bucal pues con ello simplemente se estarían creando las condiciones para que la enfermedad se acentúe mucho más.
  • La gengivitis es algo sin importancia: cuando no se trata de manera oportuna, esta puede ir avanzando de manera tal que se transforma en enfermedades realmente graves que requieren de la intervención de especialistas.
  • Si las encías no sangran están bien: esto es algo falso puesto que cuando estas se muestran demasiado rojas, flácidas y brillantes significa que algo va mal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *