Consejos naturales para el tratamiento de la gastritis

Cuando la mucosa del estómago se inflama el cuerpo experimenta un conjunto de sensaciones y efectos que se agrupan bajo el nombre de gastritis, una enfermedad bastante común a la que no se le presta demasiada atención pero que definitivamente puede impedirnos desde disfrutar de una buena comida hasta lograr que nos sintamos en todo momento débiles y con frecuentes ganas de vomitar. Con la intención de evitar mayores irritaciones o daños estomacales, la medicina natural propone interesantes y efectivas soluciones, así que veamos.

Una vez se diagnostica y se establece su causa, es fundamental cambiar hábitos y establecer estrategias para remediar el trastorno de manera definitiva.

Remedios naturales para la gastritis

  • Orozuz o regaliz. Esta planta logra estimular la reparación de la mucosa gástrica, además de lograr un efecto antiinflamatorio. Se recomienda prepararlo a manera de té para tomar después de cada comida o si se prefiere chupar trocitos obviamente retirando el bagazo.
  • Manzanilla. Su infusión es ideal para el manejo de dolores de estómago, su inflación y las deficiencias en la digestión, se sugiere integrar hojas de durazno a la preparación para mayor efectividad.
  • Linaza o cebada. Se trata de una bebida que se encarga de suavizar y refrescar, para consumirla toma una cucharada de cualquiera de las dos y disuelve en un vaso con agua, deja reposar durante la noche y bebe a primera hora de la mañana.
  • Agua de arroz. En esos momentos de desespero donde sientes que ningún remedio para la gastritis funciona, toma un puñado de arroz y ponlo a cocer en una buena cantidad de agua. Cuela y bebe una vez se encuentre fresco.
  • Jugo de perejil.  Esta recomendación es ideal para aliviar el dolor causado por la gastritis, licua un puñado de perejil en agua y bébelo frío.

Consejos para tratar la gastritis

Además de lo citado anteriormente, se puede integrar al proceso de curar la gastritis algunas recomendaciones que sin duda pueden marcar la diferencia. Entre ellas destacamos el evitar las bebidas gaseosas al igual que los lácteos enteros, beber mucha agua, no ingerir alimentos o bebidas extremadamente frías o calientes, decirle no tanto a los condimentos como al picante y hacerse el propósito de no saltarse comidas manejando horarios concretos  para alimentarse ya que cuando se aguanta hambre los síntomas llegan incluso de manera más fuerte.

El chocolate y el café tampoco son apropiados para quienes padecen de este tipo de irritaciones en el estómago.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *