Consejos para evitar las polillas en la ropa

No podría haber peor inquilino de un armario que las polillas, pues estos indeseados insectos se alimentan y multiplican aprovechando el ambiente que proveen las fibras de la ropa y es justamente por esto que al querer usar una prenda es posible encontrarse con la sorpresa de que ya no está en las condiciones que recordábamos.

Las polillas de la ropa no son más que un tipo de mariposa muy pequeña que si bien se  desarrolla por metamorfosis no lleva a cabo ningún tipo de migración. Esta sin duda es la especie más dañina y puesto que se siente atraída por la oscuridad, los armarios representan el mejor lugar para habitar.

Cómo evitar las polillas de la ropa

  • Orden y aseo en los armarios. Lo más conveniente es llevar a cabo de manera periódica una limpieza minuciosa de cada rincón del armario para ello puedes utilizar un paño húmedo que permita retirar pequeñas partículas, asimismo es importante mantener las prendas bien organizadas y ante todo limpias puesto que las polillas se sienten atraídas por la suciedad y las manchas, envolver las mejores camisas en plástico hermético es una buena alternativa.
  • Bolsitas de tela para ahuyentarlas. Tanto bolsitas con lavanda como con cáscaras de naranja y limón son efectivos repelentes que de paso tienen la virtud de aromatizar de manera deliciosa tu armario.
  • Controlar la humedad. Si tus armarios presentan algún tipo de humedad entonces debes preocuparte por solucionarlo ya que esto es algo que definitivamente atrae a este tipo de insectos.
  • Clavos de olor. Un buen truco casero consiste en poner unos cuantos clavos de olor en los bolsillos de las prendas, de esta manera se pueden ahuyentar naturalmente las polillas.
  • Alternativas químicas. Puedes acudir a las bolsas o pastillas de alcanfor o naftalina y disponerlas entre la ropa, al tratarse de químicos es una alternativa bastante efectiva sin embargo hay que tener gran cuidado pues se trata de elementos tóxicos que no todos especialmente los niños pueden manipular.

Toda casa se encuentra expuesta a la aparición de insectos, sin embargo al tratarse de una especie tan destructiva como la que en esta oportunidad nos ocupa es fundamental actuar de manera inmediata para evitar su propagación y terminar luchando contra una plaga. De la prevención depende que la ropa se conserve en buenas condiciones y que estos animales no la identifiquen como una zona segura para acomodarse y ejercer su temida acción de crear pequeños agujeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *